domingo, 19 de febrero de 2017

NIÑA DE CAPULI


NIÑA DE CAPULI
Niña ojos de capulí
silenciosa y sencilla
bella como un ángel
Tu sonrisa brilla como escarcha
cuando los rayos del sol
caen en forma perpendicular sobre tu rostro
de tez blanca como la nieve.
Decías con tu corazón que se alborotaba en borbollones
Mis hijos sembrarán trigales y por los surcos
se deslizarán las penas,
los maltratos y el llanto de mi MADRE
YO, no seguiré sus pasos, no seré esclava del dolor,
Quiero sentir que el viento mañanero
acaricie mi rostro, penetre mi alma y no apague mi sonrisa
NO, no quiero ser como mi Madre
que entre la lluvia y los truenos
resistía golpes, insultos y humillaciones de mi PADRE
NIÑA ojos de capulí
Han pasado los años desprendidos del cielo
y la misma historia de tu madre se está repitiendo gota a gota.
Eres presa de tus propios tropiezos y temores.
Hoy soportas silenciosa los golpes de tu marido.
Tú...niña mujer ojos de capulí.. limpia ya tus lágrimas,
¡Deja atrás tus miedos!
no más llantos y no más tristezas,
mereces ser respetada,
levanta firme tu cabeza
Recobra tu libertad!!
Tú eres flor del paraíso
Sabes que tienes derechos
No en la biblioteca ni en ningún rincón escondido
Basta ya de dolor enmudecido
Levántate y lucha contra la violencia
Con indulgente valor. BASTA YA!

miércoles, 14 de diciembre de 2016

“Póngase sereno y apunte bien: va a matar a un hombre" Ernesto“Che”Guevara


MARITA
Alguna vez te dije en el campo
cuando la lluvia alcanzó a caer en nuestros ojos
que una piedra es una piedra
Pero un hombre es ineluctable
Y un hombre cuando se realiza y tiene un ideal
y lucha por instaurar la justicia,
prefiere que las balas de la represión
le saquen astillas de las piernas
antes de traicionarse a sí mismo.
Ese hombre, nunca muere
porque el eco multiplica su voz
El guerrillero era hombre,
Y cuando les hablaba a los explotados,
Sus ojos, su piel, se llenaban de grandeza
como la inmensidad de los ríos y montañas,
y la claridad opaca del amanecer neblinoso
descendía en una luz tenaz de réplica contra el enemigo.
MARITA
Alguna vez te dije, musitando en tus oídos
Que un día de octubre con luz amarilla
fue aprehendido y torturado
como un criminal..
Él era un hombre para América Latina
lo abatieron en Bolivia, donde los pájaros
y los árboles que sabían bastante de él
siguen cantándole su himno de revolución.
Y su voz nunca se apagará
aunque los explotadores
pongan las más pesadas nubes sobre su tumba.
En el aire seguirán hirviendo briznas de oro
Porque él dijo:
¡Serénese, apunte bien. Va a matar usted a un hombre!!!